Saltar al contenido

Certificado de eficiencia energetica andalucia

De Torremolinos a Benalmádena. Paseo marítimo de la Costa del Sol

La legislación europea está orientada a mejorar la eficiencia energética de los edificios y viviendas como una preocupación por el medio ambiente. Antes de 2013, en España, sólo existía un documento enfocado al medio ambiente, que era el certificado energético para las viviendas nuevas o que requerían grandes reparaciones (Real Decreto 47/2007). Todos los inmuebles residenciales puestos a la venta o en alquiler, en Europa, entran en esta ley. En el resto de países europeos, esta normativa está en vigor desde 2010.

El certificado energético incluye una evaluación de la eficiencia energética de los locales residenciales de un edificio o de una parte del mismo (tienda, oficina, etc.), así como recomendaciones sobre las formas de reducir el consumo de energía y mejorar la calidad de la eficiencia energética del inmueble.

Según la clasificación aceptada, a todas las viviendas se les asigna una determinada categoría en forma de letra, desde la A (la más eficaz desde el punto de vista del ahorro energético) hasta la G (la menos eficaz).

Este documento contiene dos parámetros de la eficiencia energética de una vivienda, el nivel de consumo eléctrico y las emisiones de dióxido de carbono. Tras la inspección, el especialista autorizado emite un certificado que indica el grado de ahorro energético de la vivienda de la A a la G, donde la A es el nivel más bajo de consumo de energía y la G el más alto. La eficiencia energética se determina sobre la base del consumo anual de energía durante el funcionamiento estándar de un local.

Certificado de eficiencia energetica andalucia del momento

Una de las dudas más comunes que se plantean los propietarios a la hora de vender su vivienda es saber si el Certificado Energético es obligatorio o no, así como la forma de obtenerlo. Desde 2013 es obligatorio tener este certificado para alquilar o vender una vivienda en España. Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

La nueva directiva de la Unión Europea dice que los nuevos edificios deben tener un consumo energético nulo para diciembre de 2020. Sin embargo, desde 2007 se exige que cualquier edificio nuevo tenga un certificado energético válido. Esta etiqueta otorga al inmueble una calificación basada en las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera y su consumo energético. Las calificaciones van de la “A” a la “G”. Las primeras letras son para las viviendas más eficientes y las últimas para los inmuebles de alto consumo energético.

Con la ley del 1 de junio de 2013 del Real Decreto 235/2013, también pasó a exigir que los propietarios que quieran vender o alquilar sus viviendas deben estar en posesión del certificado de eficiencia energética. Si no lo cumplen pueden ser multados con cantidades que van desde los 300€ hasta los 6.000€. Quedan exentos los que hayan firmado previamente un contrato de alquiler o los que lo renueven al mismo inquilino.

Certificado de eficiencia energetica andalucia online

La legislación europea tiene como objetivo mejorar la eficiencia energética de los edificios y las viviendas como preocupación por el medio ambiente. Antes de 2013, en España, sólo existía un documento enfocado al medio ambiente, que era el certificado energético para las viviendas nuevas o que requerían grandes reparaciones (Real Decreto 47/2007). Todos los inmuebles residenciales puestos a la venta o en alquiler, en Europa, entran en esta ley. En el resto de países europeos, esta normativa está en vigor desde 2010.

El certificado energético incluye una evaluación de la eficiencia energética de los locales residenciales de un edificio o de una parte del mismo (tienda, oficina, etc.), así como recomendaciones sobre las formas de reducir el consumo de energía y mejorar la calidad de la eficiencia energética del inmueble.

Según la clasificación aceptada, a todas las viviendas se les asigna una determinada categoría en forma de letra, desde la A (la más eficaz desde el punto de vista del ahorro energético) hasta la G (la menos eficaz).

Este documento contiene dos parámetros de la eficiencia energética de una vivienda, el nivel de consumo eléctrico y las emisiones de dióxido de carbono. Tras la inspección, el especialista autorizado emite un certificado que indica el grado de ahorro energético de la vivienda de la A a la G, donde la A es el nivel más bajo de consumo de energía y la G el más alto. La eficiencia energética se determina sobre la base del consumo anual de energía durante el funcionamiento estándar de un local.

Certificado de eficiencia energetica andalucia 2022

La tienda ha sufrido una gran reestructuración y ampliación de sus instalaciones, pasando de 460 m² a 720m² de superficie de venta. Esto supone un aumento del 57% de la superficie de venta tras la reforma realizada..

En el estudio de eficiencia energética realizado por Efficshop en colaboración con el departamento de arquitectura de Massimo Dutti, la fase inicial consistió en un estudio de los sistemas de climatización e iluminación, también se estudió el aislamiento térmico de la tienda. Tras la realización de estos trabajos en las instalaciones de iluminación, calefacción y refrigeración y en el aislamiento térmico del local, hemos conseguido que esta tienda obtenga un certificado de calificación energética A, el más eficiente.

Se trata del primer certificado de calificación energética A de un edificio concedido en Andalucía a instalaciones nuevas con fines de venta . Ha sido concedido por la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, entidad pública encargada de llevar a cabo el registro de certificados de calificación energética en la región.