Saltar al contenido

Requisitos para tramitar residencia en españa

CIUDADANÍA por RESIDENCIA en España: CÓMO conseguirla

Año tras año, miles de extranjeros de todo el mundo se trasladan a España. Un paisaje variado combinado con gente agradable, además de una comida deliciosa y buen clima los 365 días del año lo convierten en el lugar perfecto para comenzar una nueva vida.Pero justo antes de que eso pueda hacerse realidad, uno se enfrenta al mismo obstáculo que parece generar muchas dudas: la necesidad de obtener un permiso de residencia.¿Cuál es la forma más fácil de hacerlo? En este artículo repasaremos las diferentes opciones de residencia que tienes en el país y analizaremos todos los requisitos de cada permiso para que finalmente puedas entender cuál es el mejor camino para ti.

Antes de analizar la lista completa, debes entender que existen dos formas diferentes de clasificar los distintos permisos de residencia españoles.  Dependiendo del grupo en el que se encuentre el visado de residencia que hayas elegido, el camino para obtenerlo cambiará drásticamente.Por eso debes entender bien esa diferencia.Y aquí puedes encontrar un vídeo que lo explica claramente:

Residencia permanente en España | Cómo conseguir la RP

La continuidad no se verá afectada por ausencias de la Unión Europea de hasta doce meses continuados, siempre que la suma de éstos no supere el total de dieciocho meses dentro de los cinco años de residencia exigidos.

La residencia de larga duración puede recuperarse cuando deja de ser válida porque el individuo se ha ausentado de la UE durante doce meses consecutivos o porque su residencia se encuentra ahora en otro Estado miembro. También se puede recuperar cuando un extranjero residente ha regresado a España y ha finalizado el periodo de su compromiso de no retorno.

Seguro de salud para extranjeros en España

Hay algunos casos en los que se puede solicitar primero la residencia temporal, que se indican aquí. Según la página web del Ministerio del Interior, se considera una situación de residencia temporal cuando se permite a un extranjero permanecer en España por un periodo superior a 90 días, pero inferior a 5 años.

El solicitante debe demostrar que, durante esos cinco años, ha estado trabajando o ha sido autosuficiente. En el caso de ser autónomo, se debe acreditar un seguro privado que sustituya suficientemente a la Seguridad Social. Los estudiantes también pueden solicitar la residencia, siempre que acrediten que cuentan con un seguro médico suficiente, y puedan demostrar que pueden mantenerse a sí mismos (y a sus familias, si es el caso) y no pasar a depender de la asistencia social.

Si has estado en el paro o has tenido que parar por causas mayores, no te preocupes: los periodos de paro involuntario y los periodos en los que tu actividad profesional tuvo que ser suspendida por enfermedad o accidente, no cuentan.

¿Cuál es el MEJOR PERMISO DE RESIDENCIA en España? Top 4

España es un sueño para el traslado permanente y temporal. Sin embargo, lidiar con la burocracia española puede ser una pesadilla, especialmente cuando se trata de poner en orden su residencia en España. Para facilitar los trámites, a continuación explicamos las diferentes opciones de residencia y nacionalidad.

Los procedimientos y el papeleo necesario difieren mucho en función de su estatus: La ley de residencia y nacionalidad española distingue entre ciudadanos europeos y no europeos.    También existen opciones para inversores y empresarios. Para que le asesoren sobre cuál es la que le conviene a usted, a su familia y a su negocio, póngase en contacto con nosotros.

Los nacionales del EEE (países de la Unión Europea más Islandia, Leichtenstein y Noruega) y los ciudadanos suizos pueden vivir y trabajar en España de forma permanente sin necesidad de visado.    No obstante, si desea permanecer más de tres meses, debe registrarse oficialmente como residente y demostrarlo:

Dependiendo de sus circunstancias, los documentos requeridos serían: certificado de empleo o de alta como autónomo más la prueba de que está pagando a la seguridad social en España (nacionales del EEE o de Suiza por cuenta ajena y por cuenta propia); prueba de que tiene fondos suficientes para mantenerse a sí mismo y a su familia (en 2020, esto era al menos 400 euros al mes por persona) y de que tiene un seguro sanitario privado o público.