Saltar al contenido

Tramites especificos para crear empresa

Cómo crear un negocio desde cero

Estos 11 pasos probados en el tiempo sobre cómo iniciar un negocio, ya sea el primero o el décimo, le ayudarán en todo, desde encontrar y validar su idea para ganar dinero hasta averiguar su estrategia de envío y finalmente lanzar su producto o servicio.  Esta guía de listas de comprobación está dirigida a los empresarios que desean comprender los primeros pasos para poner en marcha un nuevo negocio.

El primer paso para poner en marcha un negocio es averiguar qué quieres que sea. La búsqueda de ideas para pequeñas empresas es una tarea que se puede abordar de forma sistemática basándose en enfoques probados que han funcionado para otros empresarios.

Tener una idea firme de tus “incógnitas conocidas” es importante porque lo único que significa es que no estás priorizando activamente la búsqueda de una solución en este momento; eso es mucho mejor que no estar preparado o que te pille desprevenido, especialmente si te cuesta responder a estas preguntas mientras buscas financiación.

Siguiente paso:  Para inspirarte, puede ser útil mirar algunos ejemplos de planes de negocio para empezar. Si te interesa redactar un plan pero te desanima la cantidad de papeleo, hemos creado una plantilla de plan de negocio gratuita que te servirá de verdad.

Cómo crear una empresa en Alemania

Para crear una nueva empresa o ampliar su negocio en otro país de la UE (en este caso, los 28 Estados miembros de la UE más Islandia, Noruega, Liechtenstein y Suiza) necesita conocer las normas aplicables y el punto de contacto nacional pertinente para crear una empresa en ese país concreto.

Si quiere aumentar la visibilidad de su proyecto empresarial, puede registrarlo en el Portal Europeo de Proyectos de Inversión. El portal también le permite ponerse en contacto con posibles inversores internacionales.

Cómo emprender un negocio en la adolescencia

Una de las cosas que hace que el espíritu empresarial sea tan sorprendente es que cualquiera puede convertirse en propietario de un negocio. Para crear una empresa no es necesario tener un título universitario, una tonelada de dinero o mucha experiencia laboral. Sin embargo, no queremos endulzarlo: no todo el mundo está hecho para ser empresario y los propietarios de empresas por primera vez deben estar preparados para el accidentado camino que les espera.

En nuestro último blog, nos reunimos con la experta en negocios Judy Bumpus, gerente de servicios al cliente del Centro de Negocios de Mujeres de Kansas City, un centro de negocios gratuito que ofrece asesoramiento y formación individual para empresarios y propietarios de pequeñas empresas. Ella compartió algunos de los conceptos erróneos más comunes que tienen los propietarios de negocios por primera vez sobre la puesta en marcha de un nuevo negocio (deberías leerlo).

Nota: Judy lleva más de 25 años trabajando junto a empresarios y propietarios de pequeñas empresas, ofreciendo asesoramiento y formación individualizados. Es una mujer de verdad. Tome sus consejos en serio. Escríbalos. Memorízalos. Compártalo.

“Una clase de emprendimiento empieza a cambiar el paradigma en tu cabeza. Ser empresario es diferente a trabajar en un negocio normal. Tienes que pensar de forma muy diferente cuando se trata de tu negocio”, dice.

Iniciar un negocio auf deutsch

Crear una empresa no es para los débiles de corazón. Navegar por el complicado, y a veces turbio, entorno empresarial puede poner a prueba su resistencia. Las estadísticas indican que hasta el 90% de las nuevas empresas fracasan. El 20% de las que fracasan ni siquiera pasan del primer año. Menos de la mitad superan el quinto año, mientras que sólo el 33% llega a la marca de los diez años.

Las normas de la empresa se refieren a un conjunto de valores, puntos de referencia de rendimiento y creencias. Todos estos componentes conforman el carácter de la empresa. Mírelos como si se tratara de la personalidad de una persona. Son un determinante importante de cómo otras personas ven o se forman una opinión sobre su marca.

Las normas de gestión son un componente fundamental para dirigir una empresa. Determinan el nivel de confianza y credibilidad entre las diferentes partes interesadas. Entre ellas se encuentran los clientes, los empleados, los proveedores y el público en general. También son directrices empresariales que determinan todos los procesos que se llevan a cabo en la empresa.

La primera es la forma en que usted, como individuo, quiere dirigir su empresa. Es voluntaria, pero sirve para establecer una mayor confianza entre los clientes. Decidir utilizar ingredientes locales en un restaurante es una decisión personal. La ley no puede perseguirle si decide abastecerse de sus ingredientes en otro lugar, incluso a nivel internacional.